Explicación SCIM-C: Una estrategia para la interpretación de la historia.

Autores: Peter Doolittle, David Hicks, & Tom Ewing (Todos los derechos reservados).

Traducción: Ignacio Córdova 

Fuente: http://www.historicalinquiry.com/

“La estrategia SCIM-C fue desarrollada para proporcionar a los profesores una herramienta para ayudar a los estudiantes a desarrollar el conocimiento y las habilidades necesarias para interpretar de fuentes históricas primarias y conciliar diferentes relatos históricos, con el fin de investigar las cuestiones históricas significativas.  La estrategia SCIM-C se centra en cinco grandes fases: sumario, contextualizar, inferir, monitoreo (o supervisión) y corroboración.  Además, cuando los estudiantes examinan una fuente individual, se mueven a través de las cuatro primeras fases (es decir, sumario, contextualizar, inferir, y la supervisión) y luego, después de analizar varias fuentes individuales, se comparan las fuentes de forma colectiva en la quinta fase (es decir, corroborando).

Además de las mencionadas cinco fases, en cada etapa existe una serie de cuatro preguntas en espiral que sirven como un andamio para el análisis de un nivel concertado de compromiso con cada fuente con el fin de dar tiempo a los estudiantes a quedarse y aprender de la fuente de la luz de la historia pregunta que se hace. Mientras más preguntas análisis se pueden pedir dentro de cada fase, y mientras que los profesores puedan volver a trabajar el modelo para apoyar a los contextos en los que enseñan, el modelo debe ser visto como un dispositivo iniciador a través del cual nutrir y apoyar la capacidad del estudiante para empezar a participar en el análisis de fuentes primarias. El proceso global de avanzar por las fases de la estrategia SCIM-C debe ser visto como un enfoque preciso, recursivo y reflexivo a la investigación histórica. Es un enfoque que requiere un nivel de compromiso concertado con cada fuente de la cual se da tiempo para detenerse y aprender de la fuente con el fin de desarrollar y escribir una interpretación histórica. En las secciones siguientes se explica cada una de las cinco fases de la estrategia de SCIM-C, incluidas las cuatro preguntas en espiral de análisis para cada fase.

Sumario.

Sumariar es la primera fase de la estrategia de SCIM-C y comienza con hacer que los estudiantes examinen rápidamente los aspectos documentales del texto, con el fin de encontrar cualquier información o evidencia que está explícitamente disponible en la fuente.Dentro de esta fase los estudiantes deben tratar de identificar el asunto de la fuente, el autor, el propósito y la audiencia, así como el tipo de fuente histórica (por ejemplo, carta, fotografía, dibujos animados). Además, el estudiante debe buscar hechos claves, fechas, ideas, opiniones y perspectivas que parecen ser evidentes de inmediato dentro de la fuente. Las cuatro preguntas asociadas con el análisis de la fase de resumen son:

  1. ¿Qué tipo de documento histórico es la fuente?
  2. ¿Qué información específica, detalles y / o perspectivas de la fuente se ofrecen?
  3. ¿Cuál es el tema y / o propósito de la fuente?
  4. ¿Quién fue el autor y / o audiencia de la fuente?

Contextualizar.

Contextualizar comienza el proceso de hacer que los estudiantes pasen más tiempo con la fuente con el fin de explorar los aspectos auténticos de la fuente, en términos de localización de la fuente en el tiempo y el espacio. El profesor debe enfatizar que es importante reconocer y entender que las palabras arcaicas y / o imágenes de la época puede estar en una fuente. Estas palabras y / o imágenes no podrán ser utilizados en la actualidad o pueden ser utilizados de manera diferente, y estas diferencias deben tenerse en cuenta y definidas.Además, los significados, valores, hábitos y / o costumbres de la época pueden ser muy diferentes de los que son hoy en día. En última instancia, los estudiantes y los profesores deben tener cuidado de evitar el tratamiento de la fuente como un producto de hoy en día como el propósito de la cuestión histórica. Las cuatro preguntas asociadas con el análisis de la fase de contextualización son:

  1.  ¿Cuándo y dónde fue hecha la fuente?
  2. ¿Por qué se produce la fuente?
  3.  ¿Qué estaba ocurriendo en el contexto inmediato y más amplio en el momento en que fue hecha la fuente?
  4. ¿Qué resumen de la información puede situar la fuente en el tiempo y lugar?

Inferir.

Inferir está diseñado para proporcionar a los estudiantes la oportunidad de revisar los datos o hechos iniciales obtenidos de la fuente y empezar a leer subtextos y hacer inferencias basadas en un desarrollo de la comprensión del contexto y el análisis permanente de la fuente. Al responder a una cuestión histórica y trabajar con la fuente primaria, a veces la evidencia no es explícita o evidente en el origen, sino más bien, la evidencia es insinuada en la fuente y tiene que ser extraída. La etapa de inferir proporciona espacio para los estudiantes a explorar el origen y examinar la perspectiva de la fuente a la luz de las cuestiones históricas que se les pida. Las cuatro preguntas asociadas con el análisis de la fase de inferencia son:

  1. ¿Qué se sugiere en la fuente?
  2. ¿Qué interpretaciones se pueden extraer de la fuente?
  3. ¿Qué perspectivas o puntos de vista se indican en la fuente?
  4. ¿Qué conclusiones pueden extraerse de las ausencias u omisiones en la fuente?

Supervisión o monitoreo.

El monitoreo es la etapa culminante en el examen de las fuentes individuales. Aquí los estudiantes deben de cuestionar y reflexionar sobre sus supuestos iniciales en cuanto al enfoque general sobre las cuestiones del objeto de estudio histórico. Este monitoreo reflexivo es esencial para asegurar que los estudiantes han hecho las preguntas clave de cada una de las fases anteriores. Ese proceso requiere que los estudiantes examinen la credibilidad y la utilidad o la importancia de la fuente para responder a las cuestiones históricas a la mano.

En última instancia, el control es sobre la reflexión, la reflexión sobre el uso de la estrategia de SCIM-C y la reflexión sobre la propia fuente. La estrategia de SCIM-C es de naturaleza recursiva y por lo tanto volver a revisar las fases y las preguntas que sean esenciales, para comenzar a crear una interpretación histórica de una fuente a la luz de una de las cuestiones históricas. Las cuatro preguntas asociadas con el análisis de la fase de seguimiento son:

  1. ¿Qué evidencia adicional más allá de la fuente es necesario para responder a la pregunta histórica?
  2. ¿Qué ideas, imágenes, o términos necesitan ser definidas con más precisión de la fuente?
  3. ¿Qué tan útil o importante es la fuente para nuestras intenciones de responder a la pregunta histórica?
  4. ¿Qué preguntas de las etapas anteriores deben ser revisados ​​con el fin de analizar el origen de manera satisfactoria?

Corroborar.

Corroborando sólo se inicia cuando los estudiantes han analizado una serie de fuentes, y están dispuestos a ampliar y profundizar su análisis mediante la comparación de la evidencia obtenida de cada fuente a la luz de las preguntas de orientación histórica.  ¿Qué similitudes y diferencias en las ideas, información y perspectivas existen entre las fuentes analizadas?  Los estudiantes también deben buscar en sus evidencias algunas  que puedan afectar a su interpretación y la respuesta de sus preguntas de orientación histórica.  Cuando se encuentran contradicciones entre las fuentes, se debe investigar más a fondo, incluyendo la comprobación de la credibilidad de la fuente.  Una vez que las fuentes se han comparado el estudiante comienza a sacar conclusiones basadas en la síntesis de la evidencia, y puede comenzar a desarrollar sus propias conclusiones y su interpretación histórica.  Las cuatro preguntas asociadas con el análisis de la fase de corroborar incluyen:

  1. ¿Qué similitudes y diferencias existen entre las fuentes?
  2. ¿Qué factores podrían explicar estas similitudes y diferencias?
  3. ¿Qué conclusiones pueden extraerse de las interpretaciones acumuladas?
  4. ¿Qué información adicional o fuentes son necesarios para responder más plenamente a la pregunta histórica?

La utilidad de la estrategia SCIM-C radica en el reconocimiento de que proporciona un punto de entrada a través del cual enseñar y aprender la investigación histórica. El proceso global de avanzar por las fases de la estrategia SCIM-C debe ser visto como un enfoque preciso, recursivo y reflexivo a la investigación histórica. Un enfoque que requiere un nivel de compromiso concertado con cada fuente con el fin de investigar las cuestiones históricas a través del análisis de fuentes primarias profundidad, detenimiento y cuidado. El objetivo final de esta enseñanza de estrategias es que los estudiantes se auto-regulen en el uso de la estrategia como parte del proceso de hacer historia. En pos de este objetivo – el desarrollo de una herramienta multimedia para profesores y estudiantes que facilita el uso de la estrategia SCIM-C para la investigación histórica – los tres autores, un educador de ciencias sociales, un psicólogo de la educación técnica, y un historiador y académico, respectivamente, han  diseñado, desarrollado e implementado el SCIM-C en la investigación histórica.

 Bibliografía.

Gerwin, D., & Zevin, J. (2003) Teaching U.S. history as mystery. Portsmouth, NH: Heinemann.

Levstik, L., & Barton, K. (2001). Doing history: Investigating with children in elementary and middle schools (2nd ed.). Mahwah, NJ: Erlbaum.

Riley, C. (1999, November). Evidential understanding, Period, knowledge and the development of literacy: A practical approach to ‘Layers of Inference’ for Key Stage 3. Teaching History, 97, 6-12

Wineburg, S. (2001). Historical thinking and other unnatural acts. Philadelphia: Temple University